Inicio -> Turismo -> Senderos

Introducción a las rutas

Volver Imprimir



1 Colinas-Campo de Santiago.
Es un recorrido que permite disfrutar de la placidez del Campo de Santiago,bucólica llanura de pradera enmarcada entre montañas, en la que, en amplios
remansos, cubiertos en primavera con las blancas flores de las ranunculáceas, nace elrío Boeza.
El camino no es menos interesante ya que recorre por su fondo el cañón escavadopor el río en pasadas épocas geológicas, entre exuberante vegetación en la quedestacan el acebo y el tejo.
La Historia y las leyendas se confunden en este lugar dejándonos episodios de inteligencia y lucha que permitieron a nuestros antepasados asentarse y vivir en estosagrestes lugares.
En "El corral de las yeguas" existen las ruinas de lo que fue un hospital deperegrinos.

2 Colinas-Lagunas de la Rebeza.
Las lagunas de la Rebeza son las únicas lagunas que podemos encontrar en el Municipio de Igüeña. Son de origen glaciar y ocupan el fondo de un impresionante circo glaciar en la cara Sureste del pico Cerneya.
Como curiosidad se puede decir que fueron pobladas con trucha autóctona por vecinos de Colinas en la primera mitad del pasado siglo, y que subsiste una importante colonia aunque son difíciles de observar.
Al subir por los prados de Susano podremos notar, en la ladera de nuestra derecha, los destierres producidos para explotación de oro, probablemente en época romana, para lo que se captaba el agua poco por debajo de las lagunas.Existen restos de un depósito de agua en la parte superior de la explotación.

3 Colinas-Catoute.
El pico Catoute ha sido tenido, desde que se tienen noticias, por la cumbre emblemática del Bierzo, así como la de más altura del territorio, lo que la hace muy visitada.
Desde la cumbre se abarca un esplendido panorama desde los Ancares hacia el oeste hasta los Picos de Europa o el Espigüete por el este, pasando por toda la cordillera cantábrica hacia el norte y los Montes de León e incluso parte de la sierra de la Cabrera por el sur. Hacia la Meseta todo lo que alcance la vista ya que el Pico Catoute ha sido visto desde las proximidades de Tordesillas.
En el recorrido, que en buena parte se hace por un precario sendero, o incluso sin él en las proximidades de la cima, se pasa por la fuente de los Gallones, de nombre evocador de la antigua presencia de urogallos, con fama de tener la mejor agua de la sierra, incluso superior a la de la fuente de SanJuliano, de justa fama.

4 Colinas- Fernán Pérez.
El Pico Fernán Pérez (según es nombrado en Colinas e Igüeña) o Arcos de Agua (según consta en los mapas) es la mayor elevación de las sierras en las que se asentaban las majadas de Colinas, Igüeña y Tremor.
Colinas, en particular, tenía una cabaña, hoy desaparecida, en la ladera del pico a cerca de 1900 m de altitud. Desde la cumbre es posible, en días especialmente despejados, ver la ciudad de León y, desde luego todo el Páramo leonés, ya que a partir de él comienza el declive de la sierra. Se puede descender, sin grandes problemas, desde el pico hasta Campo de Santiago y regresar a Colinas por el valle del Boeza, descendiendo por el lomo de la sierra hasta el collado de Occidiello,en donde se coge elcamino de Fasgar.

5 Colinas-Los Montes. (Ciriseo-Cartero).
Esta ruta permite la visita al pueblo, deshabitado en la actualidad, de Los Montes de la ermita. En la ida se utilizan caminos y sendas ganaderas y al regreso un sendero conocido como Camino del Cartero por ser el que usaba el antiguo cartero para ir, a pie o a caballo, de Colinas a Los Montes. Hoy está bastante
abandonado pero, aunque nunca estuvo terminado, se aprecian trabajos encaminados a realizar un camino que uniera Los Montes y Colinas.
Un poco por debajo de Los Montes, al lado de la ¿fabrica de la luz¿ existió un pontón de madera, del que hoy solo quedan las vigas, que no debe ser utilizado por el riesgo de acabar en el fondo: es más seguro vadearel arroyo.

6 Las Puentes, Los Montes, Urdiales.
Esta ruta propone la visita a los pueblos, ahora deshabitados, de Urdiales y Los Montes además de un recorrido por la falda de la sierra de Gistredo con paso por el, también abandonado, Pueblo Viejo de Los Montes. Este pueblo existió hasta casi mediado el siglo XX, coexistiendo con el actual Los Montes. Lo curioso es que los pobladores utilizaban un año un pueblo y al siguiente el otro según la ¿hoja¿, es decir, según el lado en que se sembraba el ¿pan¿ que, naturalmente, era el centeno. En las áridas tierras de estos pueblos era necesario dejar descansar las tierras un año, entre siembra y siembra, por lo que un año se sembraban las de una zona y al siguiente las de otra y, al no ser fácil el traslado de la cosecha, preferían trasladarse con todos susenseres para comerla cerca de donde se producía.

7 Igüeña-Urdiales.
Esta ruta, que se realiza casi toda por modernas pistas realizadas para el ¿aprovechamiento forestal¿, nos posibilita seguir por la ladera, a media altura, los valles del Boeza primero y luego del Urdiales, pasar por la moderna cabaña de Redimiro, en donde existió una braña de Los Montes y visitar el pueblo deshabitado de Urdiales.
Además, entre la sierra y Urdiales, seguiremos el antiguo camino de Urdiales a Noceda, más utilizado antaño por los Urdialenses que el que bajaba por el valle hacia Igüeña, que era poco más que una senda, y, en el tramo al lado del río Boeza, el antiguo camino de Colinas a Igüeña. Esta es una ruta muy larga pero que puede ser fácilmente acortada al estar unidos el camino de ida y elde vuelta por tres caminos transversales que pueden ser utilizados para regresar si el camino se hace pesado.

8 Igüeña-El Cuerno.
El Cuerno de Tejeo, o Tixeo, es la última gran elevación del cordal antes de ser cortado por el cauce del río Boeza y la gran depresión que, desde Noceda, llega hasta él. Por ello ofrece unas buenas panorámicas detodo el valle y de la Sierra de Gistredo, que parece estar al alcance de la mano.
Todo el recorrido se hace por modernas pistas de ¿aprovechamiento forestal¿ excepto el principio y el final, en que se utilizan antiguos caminos de servicio.
En el descenso del pico se recorren los parajes conocidos como Las Silvas de Tejeo y Tejeo, otrora de unasalvaje grandiosidad, cuyo nombre remite a la existencia del tejo (Taxus baccata)

9 Igüeña-El Murio.
Esta ruta nos lleva a recorrer el valle de Buvín, la única braña de Igüeña cuando la ganadería era importante, y ascender al Murio, con buenas vistas sobre el río de Fuinas y ¿La Casa¿, a donde antes se solían hacer algunas excursiones sobre todo con la disculpa de recoger los sabrosos arándanos, abundantes en las vertientes norteñas del lugar. Antes existía un buen sendero pero ha sido invadido por la vegetación dejándolo prácticamente inservible. Por ello subiremos por la ¿llera¿, la gran pedriza, lo que nos permitirá pasar al lado del roblón, un roble centenario, y el tramo final, hasta el sendero, por la ladera entre pequeñas urces.
El regreso lo realizamos por modernas pistas.

10 Igüeña-Buvín (El Roblón).
Esta ruta posibilita pasar un buen día recorriendo el valle de Buvín, la única braña de Igüeña cuando la ganadería era la mitad de la vida y la agricultura la otra mitad, en el que existen dos cabañas, por las que pasa el recorrido, utilizadas antes por los pastores y ahora algo evolucionadas. Existió un tercer albergue de pastores, este en una cueva de la roca, la cueva de los mosquitos, que ahora es difícil de visitar por estar la senda invadida por la vegetación lo que hace trabajoso, y desagradable, el caminar. Además la ruta nos lleva hasta ¿el Roblón¿, el más grande de los robles que se conserva en estos bosques, centenario, que ha sido identificado como Quercus x rosacea, un hibrido entre carballo (Quercus robur) yroble albar (Quercus petraea).

11 Igüeña-Peñas de San Miguel.
Esta pequeña ruta, tan solo un paseo, nos proporciona un acercamiento a la prehistoria ya que el montículo que visitamos fue, probablemente, el asentamiento de un castro de los pobladores prerromanos de estas tierras: se aprecia perfectamente el foso defensivo, en el pequeño collado al que llegamos, y escasos restos de paredes de viviendas y de muralla. Hay, incluso, alguna inscripción en las proximidades. En el extremo inferior del castro se construyó muy posteriormente una ermita bajo la advocación de San Miguel, de la que hoy solo quedan los cimientos. Además este paseo nos permite acercarnos al rincón de agreste belleza, escondido tras el castro, en elque se ubica una cascadilla formada por las aguas del arroyo de la reguera.

12 Igüeña-La Torca.
Es un recorrido por un cordal que ofrece distintas perspectivas del pueblo y de los alrededores, incluyendo el Catoute. Eran lugares de pastoreo del ganado menor que hoy están totalmente abandonados y en los que se aprecia la incipiente recuperación después de la explotación de carbón a cielo abierto.Casi todo el recorrido es por pistas abiertas recientemente.

13 Quintana-Altos de las Candales.
Es un recorrido que nos posibilita ascender a las mayores cotas del espinazo rocoso, hoy casi totalmente plantado de pinos, que separa la depresión de Noceda, en la que se encuentra Quintana, de la de Tierra Seca, siguiendo el camino que se hacía antiguamente para llegar a Bembibre. Además, al regreso, se recorre un buen bosque de roble y los restos de las únicas explotaciones de carbónque existieron en el pueblo.

14 Quintana-La Casina.
Este recorrido nos lleva al Campo de los Corros, la más importante majada de Quintana con muy buenas vistas hacía la cuenca del Boeza y toda la sierra de Gistredo que se despliega cerrando el horizonte. La majada, ahora transformada para mejorar la habitabilidad de las cabañas, aun conserva algo de su
apariencia pastoril. Cerca de las cabañas hay una hermosa fuente, probablemente la mejor de toda la sierra.El regreso, por un sendero ladera abajo, era, más o menos, el camino habitual de los pastores.

15 Quintana-Piedrafita.
Esta ruta permite ascender a Piedrafita, una cumbre de considerable altitud, desde la que tendremos ¿al alcance de la mano¿ toda la sierra de Gistredo y, a vista de pájaro Quintana y Bembibre. Nombres extraños y evocadores: La era de la batalla, Ciudad de abejas, Piedrafita y otros, nosacompañaran en el recorrido y nos permitirán dar rienda suelta a la imaginación.En el descenso podremos visitar los pozos de Muldín, unas cascadillas interesantes si corre el agua.

16 Tremor-La Casa.
La Casa fue una explotación agrícola y ganadera, hoy abandonada, perdida en los montes entre La Omaña y Tremor en la que vivían permanentemente algunas personas. Tuvo alguna relevancia durante la guerra civil al servir de cobijo, por su aislamiento, a personas cuya presencia pública no era aconsejable. Existe una ermita en la que bajo la advocación de la Virgen de la Casa se celebra una romería el 15 de agosto. En el recorrido se cruzan restos de explotaciones de carbón a cielo abierto.

17 Tremor-La Braña.
La Braña del Cáscaro era una de las majadas en las que dormían, en una precaria cabaña semiescavada en el suelo, los pastores cuando, durante el verano, casi todos los ganados del pueblo eran llevados a alimentarse en los montes comunales. El recorrido permite apreciar, en el ascenso, los efectos de una de las mayores explotaciones de carbón a cielo abierto en la zona y, en el descenso, acercarse a otra braña, la de Fuinas, cuya cabaña se ha transformado en refugio apto para expansiones festivas.

18 Rodrigatos-Joujas.
Antes estaban aquí, en Joujas, los pastos de altura de Rodrigatos. Ahora casi han desaparecido bajo los escombros de las explotaciones de carbón que bordearemos, regresando por el antiguo camino, la carretera le llamaban, por el que salía la producción de carbón de las minas del valle.

19 Rodrigatos-El Campón.
Este recorrido sigue aproximadamente el camino que unía Rodrigatos y Boeza llevándonos hasta la amplia planicie que corona la sierra, ahora casi totalmente plantada de pinos. Dicen que es una buena zona para vigilar alguno de los pocos urogallos que quedan.

20 Pobladura-Rodrigatos.
Este corto recorrido sigue el camino que unía, a pie o en caballería, a Rodrigatos y Pobladura. En el lomo de la sierra, entre ambos, permite una amplia perspectiva, pero su inclusión aquí esta justificada porque la pequeña distancia entre los dos pueblos permite realizar desde Pobladura cualquiera
de los dos recorridos descritos a partir de Rodrigatos.

21 Pobladura-Los Termazos.
Es un recorrido circular por la falda y el lomo de la sierra, entre modernas plantaciones de pinos, que nosofrece unas cambiantes perspectivas del pueblo.

22 Pobladura-El Campón.
El Camino nos hace recorrer el lomo montañoso que se alza entre Pobladura, Tremor y Espina, con amplia visibilidad y buenas y cambiantes perspectivas de Pobladura y de Tremor. El regreso se realiza por el fondo del valle del río Fresno, por el antiguo camino que unía Pobladura y Espina, acompañados de los restos de la intensa minería del carbón que hubo en otro tiempo.

23 Espina-La Cabaña.
La más importante braña de Espina ocupaba el valle del río de la Sierra, único curso de agua del Municipio de Igüeña perteneciente a la cuenca del Duero.
Este recorrido nos posibilita la visita y recorrer sus fuentes, en las faldas del pico Suspirón, al que podemos ascender, regresando por el lomo de la sierra, por el conocido como camino asturiano, que probablemente fuera uno de los enlaces de Astorga con Asturias.

24 Espina-San Pedro.
En San Pedro existió, durante los años de auge minero y aún bastante después, un poblado de trabajadores mineros que conformaban un importante barrio de Espina hoy desaparecido. El recorrido nos lleva a recorrer la zona de restos mineros, después de atravesar las abandonadas tierras de labor, y regresar por el valle del río Fresno, por el antiguo camino que unía Espina y Pobladura, principal vía de entrada a Espina hasta hace pocos años.

25 Espina-Nudiellos.
Es un recorrido por el solitario valle del río Nudiellos en el que se da vista a buena parte de los prados y tierras de labor con que contaban los vecinos de Espina, hoy abandonados salvo por el aprovechamiento para ganadería extensiva que aún se realiza.

26 Almagarinos-Vidulina.
Este recorrido, por el amplio lomo de la sierra que forma el borde de la meseta entre La Cepeda y el Bierzo, que rodea la cuenca del arroyo de Piñoso (piñonear: cantar las perdices), entre las torretas de los molinos, tiene amplias vistas en todo el recorrido. Casi al final un corto paso por el fondo del valle, a la vera del arroyo, sorprende por lo aislado e inesperado del entorno al lado mismo de los recorridos del Campeonato Nacional de Trial.

27 Almagarinos-Las Bárcenas.
Un sinuoso camino nos lleva a ascender desde Almagarinos hasta lo alto, en el borde de la meseta, dando vista a la Cepeda: sorprende que fuera, hasta no hace muchos años, no solo la única salida al mundo de los habitantes de toda la cuenca alta del Tremor, sinó de todo el carbón que se extrajo de ella excepto el que se transportó por las dos líneas de valdes existentes. El recorrido rodea el valle de las Regueras del valle y regresa a la parte alta de Almagarinos.

28 Almagarinos-La Gándara.
Este recorrido permite alcanzar la amplia meseta que corona la sierra que separa el río Tremor del Boeza, ampliamente cubierta de pinares, entre una vegetación predominantemente de clima mediterráneo. Dicen que la gándara es buen lugar para intentar la observación de alguno de los últimos urogallos.



Paseo del Catoute 5. 24312 Igüeña (León)
Teléfono: 987 519 507 | Fax: 987 519 563
Correo electrónico: aytoiguena@ccbierzo.com